Todo lo que tienes que saber antes de una Rinoplastia

Todo lo que tienes que saber antes de una Rinoplastia

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es una operación de nariz con el que se pone solución a diferentes problemas estéticos o de salud que puedan afectar a la función de respiración de la persona. En ella se cambia la forma de la nariz. En este artículo nuestros profesionales intentarán dar respuesta a la mayoría de dudas que hay sobre este tipo de intervenciones.

¿Por qué se realiza la rinoplastia?

La cirugía estética de nariz tiene un gran impacto en el rostro y puede llegar a cambiar completamente el perfil, de manera que te deshagas de los complejos que te han acompañado durante tanto tiempo. 

Básicamente con una operación de este tipo se puede cambiar el tamaño de la nariz o reparar posibles deformidades causadas por lesiones o anomalías congénitas.

¿Qué tipos de cirugía de nariz existen?

La rinoplastia puede realizarse de dos maneras diferentes:

Cerrada: Como su nombre indica es aquella operación que se realiza por vía interna de las fosas nasales por lo que no queda ninguna cicatriz visible. Es más difícil de llevar a cabo debido a que hay menos espacio para trabajar. Uno de los aspectos positivo que tiene este tipo de rinoplastia es que hay menos inflamación.

Abierta: La diferencia de la cerrada, en la operación de rinoplastia abierta se hace una incisión en la piel que separa los agujeros nasales, por lo que puede quedar un pequeña cicatriz, casi invisible. Debido a que el cirujano tiene más facilidad para realizar la operación puede llegar a conseguir mayor simetría.

¿Cuánto puede costar una cirugía de nariz?

Esta es una pregunta que mucha gente se llega a hacer. La verdad que el precio de una rinoplastia puede llegar a variar dependiendo del tipo de operación que se realice (abierta, cerrada, rinoseptoplastia,etc).

Si quieres consultar cuanto puede llegar a costar esta operación puedes consultarlo aquí.

¿Qué es la rinoplastia sin cirugía?

Sabías que también existe un tipo de rinoplastía donde no tienes que pasar por cirugía. Este tipo de operación nasal, también llamado rinoplastia líquida o rinomodelación, te permite cambiar la forma de tu nariz inyectando líquido en los tejidos blandos de la nariz con el fin de modificar su contorno.

Básicamente consiste en la implantación de pequeños injertos, que colocados de manera estratégica pueden mejorar el contorno y las proporciones de tu nariz.

Aunque, no todo el mundo puede cambiar la forma de su nariz con esta técnica. El cuerpo humanos en muchas ocasiones rechaza cuerpos extraños a él. Por este motivo puede que tu nariz rechace los injertos, que pueden ser de ácido hialurónico, aquamid,etc.

En nuestra clínica antes de cualquier operación, realizamos un examen exhaustivo y te asesoramos para que elijas la mejor opción.

¿Cuáles son los riesgos de una rinoplastia?

La rinoplastia es un procedimiento muy seguro y con elevado índice de satisfacción, pero  como toda operación, la rinoplastia tiene sus riesgos.

Algunos de los riesgos más destacables son:

  • Hemorragia
  • Infección
  • Entumecimiento
  • Dolores e hinchazones
  • Perforación en el tabique

 Muchas de estas complicaciones pueden evitarse si:

  • Comunicamos cualquier medicación a la que seamos alérgicos y cuales son los medicamentos que estás o has tomado últimamente. (No solo medicamentos, también complementos alimenticios o vitamínicos)
  • Los cuidados postoperatorios son muy importantes, ya que no realizarlos de la manera correcta puede llevar a desviaciones o problemas relacionados con la respiración

¿Cuánto tiempo dura la cirugía de nariz?

Es una operación medianamente sencilla, de manera que lo normal es entre 1 y 2 horas. Pero esto puede variar dependiendo del tipo de intervención o la dificultad que requiera la nariz del paciente.

Postoperatorio ¿Qué cuidados y curas debes realizar? 

Ya hemos comentado que uno de los principales problemas y causantes de complicaciones son los cuidados posoperatorios. Aunque gracias a la evolución de las técnicas quirúrgicas, los cuidados cada vez son menores y más fáciles.

La recuperación es muy simple, ya que actualmente los efectos después de la operación consisten en una hinchazón en la zona del rostro. Por lo que llevaras un taponamiento nasal para evitar posibles hemorragias, debes llevarlos durante 3 días y después una férula durante 1 semana.

En cuanto a la mediación se debe tomar los diferentes antiinflamatorios y analgésicos que te recetamos.  

Además debes evitar durante un periodo de tiempo el realizar esfuerzos físicos o situaciones como por ejemplo: sonarse, pasar demasiado frío o calor, etc…

Si te ha quedado alguna duda, estamos aquí para resolverlas. Contacta con nosotros si estás interesado en obtener más información sobre este tipo de operación.

× ¿Cómo podemos ayudarte?